24 December 2006

Here Comes Santa..err..The Grim Reaper

While Raul says:

"In this Revolution we are tired of excuses,"


“The Revolution cannot lie…This isn't saying that there have been comrades who have lied, but the imprecision, inexact data, consciously or unconsciously masked, can no longer continue."



The Cuban people are kept in dark as to the condition of “the maximum leader”

No official word this morning from Havana as to why a Spanish surgeon, José Luis García Sabrido, was flown to there on Thursday along with special equipment on a jet chartered by the Cuban government to evaluate Castro’s condition and determine if he needs further surgery.


In the last few weeks rumors were rampant that Castro was on life support and was being kept alive by artificial means. Other rumors said that he had died on Dec. 2.

In his delicate condition it is unlikely that the 80 year old dictator will survive another extensive surgery.

If Castro dies in the remaining days of 2006, I would be very surprised if his death is announced. They would most likely announce his death after 1 Jan 2007, the 48th anniversary of the revolution’s "triumph".

Cuba will already be “celebrating” so like I said on Thursday, a day after rumors started circulating that Castro had another hemorrage and that they were having trouble keeping him stable, the regime would decree that the celebrations continue because Fidel “would have wanted it that way”. The outside press would not know if the people are celebrating his death or his legacy or crying for joy or sorrow.

Cubans Dance in the Streets While Castro Fights for Life


Brilliant.

2 comments:

Vagabundo said...

MADRID-LA HABANA: ENCARNIZAMIENTO TERAPÉUTICO
www.pensamientovagabundo.blogspot.com

Realicé la especialidad en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el antiguo Provincial -y menos antiguo Generalísimo Franco, como muchos de los pacientes de mayor edad aún le denominan. Los recuerdos de la etapa de residente son para un médico los más duraderos, y tengo entre los míos haber estado integrado en la monumental y caótica mole del mayor hospital de Europa, mastodonte dubitativo y en constante cambio. Por eso me viene ahora a la memoria cómo las políticas internas del Hospital siempre estuvieron vinculadas a obtener el plácet de los políticos “provinciales” (incluso antes de asumirse por las Autonomías las transferencia de la Sanidad, pues el Provincial no dependió nunca del INSALUD, sino de la Diputación de Madrid y luego de la Comunidad Autonómica), y que la politización del Centro era de una variante más pragmática que ideológica. El ejercicio de la Medicina allí siempre estuvo amenizado por las pequeñas ambiciones, que eran el origen de una política patatera; en mis últimos años en el Hospital las guerras entre los diferentes Servicios y dentro de los mismos eran libradas siempre con la vista puesta en la Consejería.

García Sabrido, buen cirujano, estaba adscrito a la facción socialista del Hospital, como uno de los pocos leales a muerte a Sabando, último Consejero de Sanidad del PSOE. Creo que es plausible imaginar que haya sido la recomendación de Felipe González, que hacía llamar a Monclóa con frecuencia a los especialistas del Marañón más afines, la más determinante en la elección de Sabrido por parte de la Inteligencia Cubana como cirujano de máxima confianza para una intervención que ya no se prevé que sea mucho más que un embalsamamiento. Nuestro hombre en la Habana tendrá por delante un difícil papelón del que no puede salir más que escaldado. Ninguna decisión médica puede estar basada en la ética médica en medio del akelarre de la nomenclatura cubana, y no parece que al especialista le vaya a ser permitido sugerir un abordaje simplemente paliativo para tan terminal enfermo: no ha sido llevado a Cuba para eso. En esta hora, mucho más útil que su trayectoria de cirujano ha de serle su habilidad para la intriga -en la que tan ducho ha de ser todo jefe de servicio del Marañón- cuando tenga que desenvolverse entre las camarillas del Partido y toda decisión clínica tenga primero que superar el entramado de obstáculos que forman la obediencia castrense, las ambiciones soterradas, los odios intestinos, y el insuperable miedo a un futuro sin Jefe o a un Jefe sin futuro.

El Gusano said...

Vagabundo:

Gracias por ese comentario tan interesante.

Estamos de acuerdo que es mas bien un embalsamiento. Pero, es mejor para ellos si estranjero de confianza o lo deja morir o lo mata en la operacion asi nadie dira que lo mataron.

felicidades